¿En qué consiste el examen DELE B1?

Natural Spanish

Hay muchos estudiantes que se preguntan cómo preparar el DELE B1 y cuáles son las principales características de este examen. Sin duda, esta prueba de nivel intermedio es una buena oportunidad para demostrar lo que el alumno sabe. Si este se ha preparado lo suficiente, ha de mostrar tranquilidad y seguridad. Lo más importante es organizarse, planificar bien el tiempo y disponer de los materiales adecuados.

¿En qué consisten los exámenes DELE B1?

Se trata de una prueba oficial para obtener el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE). Poseerlo implica demostrar un conocimiento concreto de este idioma. En el caso que nos ocupa, nos referimos al nivel B1 (intermedio).

Los exámenes DELE B1 se dividen en cuatro fases principales:

  • Comprensión oral (30 minutos).
  • Comprensión escrita (70 minutos).
  • Producción oral (30 minutos).
  • Producción escrita (60 minutos).

Como se puede observar, cada una de estas pruebas cuenta con una distribución de tiempo determinada. Por lo tanto, planificarlo de la forma adecuada es fundamental para evitar penalizaciones. Nuestro consejo es priorizar los ejercicios que más califiquen y dejar para el final los demás. Mientras más se controle la prueba, mejor será el resultado.

La composición del examen DELE B1, a detalle

¿Cómo preparar el examen DELE B1?

 Lo mejor es conocer en profundidad su estructura y tener claras las exigencias técnicas de cada ejercicio. Para hacerlo posible, explicaremos las distintas secciones que lo componen de una manera detallada.

Comprensión auditiva

Hay que saber adaptarse a la entonación, ritmo y pronunciación del castellano:

  1. Escuchar seis audios (40-60 palabras) y contestar varias preguntas de respuesta múltiple.
  2. Responder preguntas acerca de un monólogo (400-450 palabras) y con distintas opciones posibles.
  3. Escuchar seis noticias (350-400 palabras) y contestar a seis cuestiones.
  4. Relacionar conversaciones breves (50-70 palabras) con nueve enunciados posibles.
  5. Enlazar una conversación (250-300 palabras) con su emisor.

Comprensión de lectura

En este caso, es vital demostrar una buena capacidad para comprender las ideas principales y secundarias:

  1. Relacionar nueve textos breves (40-60 palabras) con las ideas que contienen.
  2. Leer un texto (400-450 palabras) y contestar a seis preguntas de respuesta múltiple.
  3. Enlazar tres textos (100-120 palabras) con las ideas que aportan.
  4. Completar un texto (400-450 palabras) con seis de los ocho fragmentos posibles.
  5. Rellenar un texto (150-200 palabras) con distintos extractos breves.

Expresión oral

Esta fase está formada por las siguientes pruebas:

  1. Preparar y emitir un monólogo breve con preguntas sobre un tema no complejo.
  2. Mantener una conversación espontánea con el entrevistador siguiendo ciertas indicaciones.
  3. Presentar una imagen (elegida entre dos opciones) y tener una charla con el examinador.
  4. Simular una situación cotidiana con el entrevistador.

Expresión escrita

La prueba de interacción escrita sirve para demostrar capacidad en la producción de un texto:

  1. Elaborar una carta o correo electrónico (100-120 palabras) sobre contenido personal y sencillo.
  2. Crear un texto expositivo o narrativo (130-150 palabras) acerca de un tema a escoger entre dos opciones.

¿Cómo preparar el examen DELE B1?

Después de haber visto las secciones que componen la prueba, es momento de dar varios consejos. Lo más importante es ganar en seguridad y fluidez, tanto al hablar como al leer. En este sentido, los examinadores quieren ver que los candidatos saben manejar el idioma con un cierto nivel.

1. Los modelos de examen DELE B1, una ventaja crucial

Obtener modelos de examen DELE B1 es la solución ideal para tener mayor control. Se trata de pruebas que siguen el estilo, la estructura y los planteamientos de las oficiales. Por ello, es fundamental contar con suficiente material de cada una de las cuatro destrezas.

2. Practicar las producciones espontáneas

Tanto la fase escrita como la oral contienen ejercicios de producción espontánea. Un error muy común entre los alumnos es no trabajar esta parte con suficiente profundidad. Es cierto que no se sabe lo que se va a preguntar, pero sí se puede preparar la respuesta. Nuestra recomendación es practicar una batería de construcciones verbales y expresiones formales.

3. Ensayar las conversaciones con otra persona

Practicar con un interlocutor permite ganar soltura y seguridad, especialmente en los monólogos. Lo mejor es hacerlo con nativos para recibir un feedback que puede resultar valiosísimo. También es de gran ayuda grabarse mientras se expone una opinión para perfeccionar los puntos menos fluidos.

4. Trabajar la extracción de ideas

Durante los exámenes, los estudiantes suelen cometer un error muy frecuente. Con los nervios y las prisas, se centran demasiado en los detalles y pierden la noción principal del texto. Hay que extraer la idea central para pasar después a la que plantee cada párrafo. Un buen truco puede ser escribirla durante la propia lectura para no olvidarla.

Como hemos podido comprobar en este artículo, el control es clave para saber cómo preparar el DELE B1. Si conocemos bien el examen antes de hacerlo, podremos manejar su planteamiento, nuestra destreza y, especialmente, los nervios.

Otras entradas

Natural Spanish

¿Aprendemos una lengua?

Este post está enfocado a todos aquellos que queréis aprender o estáis aprendiendo ya una lengua. Vamos a estar hablando del proceso de aprendizaje y

Read More »